martes, 14 de febrero de 2017

Cóctel Red Kiss. Especial San Valentín

¡Feliz día de los enamorados! Ya llegó San Valentín.

Hoy muchos tendrán alguna sorpresa preparada, o la reservaran para el fin de semana, estoy segura de ello. Hoy la receta que traemos no es nada complicada, ni hay que estar horas en la cocina, sino que en 5 minutos (o menos) lo tenemos listo. Para todos aquellos que se queden en casa y hayan preparado una cenita rica, con esa Pavlova de la semana pasada como postre, querrán brindar por ellos, el amor, los amigos (os recuerdo a San Solterín, que también se merece un brindis jaja) o por la cena tan rica que acaban de disfrutar. Esta vez dejamos el cava en la nevera y nos aventuramos con un cóctel, ¿por qué no? Y por qué no hacerlo con un Red Kiss, es el perfecto para este día que tiñe todo de rojo pasión. 

INGREDIENTES (por coctel):
30 ml. de vermuth seco
15 ml. de ginebra
15 ml. de licor de cereza
Cerezas en almíbar para decorar
Hielo

PREPARACIÓN:

Como podéis ver en la foto use las bebidas que tenía en casa. Por más que busque el vermuth seco no di con él, así que use blanco que es algo más dulce, que para mi casi que mejor. Y como licor de cereza use Kirsch que tenía en casa de hacer la tarta Selva Negra. Habría quedado mejor un licor que tuviese un poco de color, pero hay que ajustarse a lo que tenemos en casa, ¿no?


Ahora ya si nos ponemos manos a la obra. En una coctelera echamos un poco de hielo y nuestras bebidas. Si no tenéis medidor podéis hacer como yo y utilizar los vasitos que vienen con las medicinas. Siempre es bueno guardar alguno para casos como estos que las medidas que necesitamos son pequeñitas.

Cerramos la coctelera y nos echamos un baile mientras agitamos. Quitamos el taponcito pequeño de la coctelera y vertemos el líquido en un vaso de cóctel. Decoramos con unas cerezas y listo.

Ya tenemos la traca final para una celebración por todo lo alto. Además bañé unas fresas en chocolate para acompañar. Y nuestra velada romántica, o fiesta de pijamas (siempre lo podemos preparar para una noche de chicas), tiene ese toque especial y diferente.

No me entretengo más que es hora de irnos a celebrarlo y pasar el día con nuestros seres queridos. Dejar de lado el ordenador, el móvil, la televisión y centrarnos en las personas, algo que deberíamos de hacer más a menudo, que en realidad es lo mejor del mundo mundial ;)


¡A ser felices!