martes, 26 de enero de 2016

Coulant de chocolate.


Buenas!!! Hoy os traigo de receta coulant de chocolate o como a mi me gusta llamarlos CHOLCANES xD. Es una receta bastante conocida y con una historia curiosa y peculiar que queremos compartir con vosotros. 

Para conocer más del coulant debemos viajar a Francia. Su creador es el chef Michel Bras, y el origen de tan curioso bizcocho se remonta a los años 80. En un viaje familiar de esquí, a causa del mal tiempo, todo el grupo tuvo que volver a la cabaña donde se alojaban.

Reunidos a cubierto, resguardados del frío y reconfortados por el sabor de un chocolate a la taza, el mal tiempo dejó de ser molesto. Michel decidió recrear ese momento en un postre: un delicioso chocolate resguardado en el interior de un bizcocho y que fluyera de su interior.

Durante dos años el equipo del chef estuvo buscando la mejor manera de conseguir el efecto. Finalmente lo consiguieron. Congelando la masa del bizcocho, se logró que, al hornear para acabar de prepararlo, el centro de chocolate se fundiera dando lugar al postre que ya todos conocemos.
Ingredientes:
50 g. de chocolate negro 70% 
150 g. de azúcar 
200 g. de mantequilla
6 huevos medianos
120 g de harina (si es de repostería mejor)
1 pellizco de sal fina
2 cucharadas de cacao en polvo 70% 

Preparación:

Lo primero es hacernos con los envases, yo los he comprado en el supermercado. Los típicos para flanes de papel aluminio (cuanto mas gordos sean mejor).

Untamos las 10 flaneras con mantequilla sin sal.

Batimos los huevos con el azúcar glass o azúcar normal hasta que hagan espuma. Añadimos el cacao en polvo, la harina especial repostería (con esta harina subirá un poquito pues lleva levadura o leudante) y un pellizco de sal. Volvemos a batir con la batidora hasta que quede todo totalmente integrado.

Preparamos en un bol el chocolate y la mantequilla. Lo introducimos en el micro durante 3 minutos a temperatura baja, mirando cada minuto como va para que no se nos queme. Luego batimos la mezcla con unas varillas hasta que quede una crema homogénea y bien integrada. Queremos una crema de chocolate espesa.

Juntamos la crema de chocolate con la anterior crema y mezclamos bien con una cuchara, unas varillas o una espátula de silicona.

Metemos toda la crema del coulant en una manga pastelera, así será más fácil rellenar los envases. Sino tenéis manga usad una cuchara con cuidado. No rellenéis todo el envase puesto que el bizcocho crece en el horno, dejad como 1 cm. sin rellenar, pues el coulant subirá en el horno.

HORNEADO DE LOS COULANT:

Esta es la parte más importante de la receta, el horneado. Queremos que quedé líquido por dentro y esponjoso por fuera. 

Precalentamos el horno a 200º C, opción calor arriba y abajo. A los 5 minutos bajamos a 180º C.

Aquí tenemos 2 opciones:
Si congelamos las flaneras o moldes con la masa de coulant. Introducimos en el horno durante aproximadamente 11-12 minutos. Cada horno es un mundo, esto sólo lo sabréis haciendo pruebas, en el mío con 12 minutos queda perfecto.

Si la masa de coulant está recién hecha, metemos los moldes de coulant al horno durante 8-9 minutos.

Dejamos enfriar un par de minutos y desmoldamos.


*Sugerencia de presentacion: Un bola de helado de un sabor ácido.




**Sugerencia de presentacion: Crema mascarpone
Prepararemos la crema igual que lo hacíamos para el  Mezclamos en un bol las dos yemas y el azúcar y batimos con ayuda de unas varillas eléctricas hasta conseguir una mezcla suave y espumosa. Cuanto más espumosa nos queden las mezclas durante toda la receta mejor estará al final. Una vez que lo tenemos, le añadimos el queso Mascarpone y volvemos a batir con ayuda de las varillas hasta obtener una crema ligera. 




Bon apetit!





lunes, 25 de enero de 2016

Reto Alfabeto Dulce VII: Biscotti de uvas pasas y nueces

Vuelve a ser día 25, ya ha pasado un mes desde navidad… una tristeza.. pero os traemos otra edición del Reto Alfabeto Dulce. En este caso damos la bienvenida a las uvas, ya lo hicimos para recibir al 2016 y ahora lo hacemos para recibir este año de nuevos retos.

Cuando mi compañera me dijo que este mes tocaban uvas fue como encender una bombilla en mi cerebro y literalmente le llene el WhatsApp de ideas, a ella no le gustan las uvas pasas, que es con lo que vamos hacer esta receta, así que yo di rienda suelta a mi imaginación y a la cantidad de recetas que tengo en el tintero que me apetecen hacer y de ahí surgieron estos Biscotti, un dulce italiano, muy típico en la zona de la Toscana. Informándome un poco más descubrí que la receta original es de almendra y que recibe si nombre “biscotti” por el hecho de que se hornea dos veces, es decir, “bis-cotto, cocido dos veces.

Ahora mismo veréis de lo que estoy hablando, aquí os dejo la receta.



INGREDIENTES:
120 gr de uvas pasas
60 gr de nueces
110 gr de mantequilla
100 gr de azúcar
160 gr de harina
6 gr. de levadura química
1 cucharadita de esencia de vainilla
2 huevos



PREPARACIÓN:
Empezamos blanquendo la mantequilla con el azúcar, esto quiere decir que lo integramos hasta que queda una crema suave. Después añadimos los huevos y la esencia de vainilla y no paramos de batir hasta que esta todo bien incorporado. Con un tamiz o un colador tamizamos la harina con la levadura y vamos amasando hasta que queda una masa bonita y suave. Este será el momento de echar las uvas y las nueces. Si nos gusta podemos añadir otras frutas o frutos secos como orejones, arándanos, avellanes.. podemos hacer mil tipos de mezclas según nuestros gustos.

En una bandeja de horno forrado con papel dividimos la masa en dos y formamos como dos panes planos. El truco para darle la forma sin que sea un desastre es enharinar un poco la espátula con la que estamos trabajando y así no se nos quedará pegado.


Con el horno precalentado a 180 grados metemos la bandeja y lo dejamos 25 minuto. Después lo dejamos enfriar una media hora para poder cortarlos en panecillos de 1 cm. más o menos. Los colocamos por la bandeja y lo volvemos a meter al horno por unos 15 minutos o hasta que estén doraditos.

Esto es todo amigos, espero que os animéis a probarlos. Yo definitivamente probaré otras combinaciones :D



Aiss y ahora estoy ansiosa por ver las recetas de los demás blogs amigos que participamos en este reto. Pero bueno la espera se hace mas amena atacando la caja en la que tengo guardados a mis amigos con uvas y nueces.


¡¡Feliz comienzo de semana!!

martes, 19 de enero de 2016

Cinta de lomo con salsa de zanahoria

¡Buenos días lectores!

Ya hemos pasado el ecuador del primer mes del año, y aiss como pasa el tiempo… Lo bueno es que va pasando semana tras semana y nosotros os vamos dando receta tras receta. Hoy en el menú tenemos cinta de lomo en salsa de zanahoria. Fue el plato estrella de la comida de Navidad, y os juro que relamimos el plato y a mi abuelo solo le faltó mojar pan en la salsera. Es un plato simple pero aparente y, al menos a mi, me llena de felicidad.

Nosotros éramos seis a la mesa y sobró un poquito con estas cantidades, pero no somos de comer grandes cantidades, y menos con tanta comida como se prepara en esas fechas. Aquí os dejo la receta.

INGREDIENTES:
1 cinta de lomo de cerdo fresca (1 – 1,2Kg)
1 ½ cebolla (si son pequeñas poner 2)
6 zanahorias grandes
175 ml de coñac
175 ml de agua
1 pastilla de caldo de pollo
sal

PREPARACIÓN:

Primero de todo saber que la cinta de lomo tiene que estar atada para que conserve bien la forma. Podemos pedir que nos lo hagan en nuestra carnicería o hacerlo nosotros. En este caso optamos por pedirlo hecho directamente.

Una vez dejado esto preparado empezamos con la elaboración, que ya adelanto dependerá de la olla de cada uno, en este caso os voy a dar los tiempos aproximados ya que es lo que me tardó a mi.

Empezamos salando la carne y sellándola en la misma olla donde luego lo haremos. Esto hace que todos los jugos y el sabor se nos quede dentro. Retiramos la carne y ahí mismo pochamos la cebolla cortada en trocitos medianos.

Una vez pochada la cebolla, volvemos a meter la cinta de lomo y las zanahorias también en trozos medianos. Le añadimos el agua, el coñac y la pastilla de caldo de pollo desmenuzada.

Dejamos en la olla rápida durante una hora aproximadamente. Una vez pasado este tiempo retiramos el lomo y el resto, que son el jugo junto con la cebolla y las zanahorias lo trituramos bien hasta que quede una crema suave que será nuestra salsa de zanahoria.

Lo podemos presentar en una fuente el lomo cortado en rodajas y en una salsera la crema de zanahoria o como en mi caso añadir un poco de salsa en la fuente del lomo y dejar la salsera para que cada uno le eche un poco (o un mucho) más.



Esta fue nuestra comida y ya os digo que quedamos contentísimos, pero con la sencillez de la preparación se puede hacer un día de diario perfectamente. En un plato muy resultón.

Ya nos diréis si os animáis a hacerlo y nos hará mucha ilusión ver vuestros comentarios y fotos :D



¡Feliz martes!